Biblioteca electrónica gratuita

DEL COLOR DE LA NADA - FULGENCIO ARGÜELLES

PRECIO: GRATIS
FORMATO: PDF EPUB MOBI
FECHA DE LANZAMIENTO: 1998
TAMAÑO DEL ARCHIVO: 10,86
ISBN: 9788489613652
IDIOMA: ESPAÑOL
AUTORA/AUTOR: FULGENCIO ARGÜELLES

Puede descargar el libro DEL COLOR DE LA NADA en formato pdf epub después de registrarse gratis

Descripción:

La nada está llena de colores: los colores de los ojos de los inocentes, esos que no tienen más que una boca coagulada como un eclipse de gritos. Nada mejor que dibujos de trazos inocentes para representar este mundo de personajes absueltos. Mi hijo Eduardo escuchó estas historias y quiso plasmarlas. Fue como el verdor incipiente de otro futuro paisaje en el que quizá el color de la nada pueda ya reconocerse.

...el color de la nada: Amazon.es: Fulgencio ArgÜelles: Libros ... DEL COLOR DE LA NADA | FULGENCIO ARGÜELLES | Comprar libro ... ... . Saltar al contenido principal. Prueba Prime Hola, Identifícate Cuenta y listas Identifícate Cuenta y listas Pedidos Suscríbete a Prime Cesta. Libros Ir Buscar Los Más Vendidos Ideas ... Nada mejor que dibujos de trazos inocentes para representar este mundo de personajes absueltos. Mi hijo Eduardo escuchó estas historias y quiso plasmarlas. Fue como el verdor incipiente de otro futuro paisaje en el ... Del Color De La Nada de Argüelles Tuñón, Fulgencio 978-84 ... ... . Fue como el verdor incipiente de otro futuro paisaje en el que quizá el color de la nada pueda ya reconocerse. Libro de Del Color De La Nada en formato pdf epub moby. Descargar gratis! LeaDel Color De La Nada en un navegador en línea en protecvalpavimentos.es. Que tengas una buena lectura. DEL COLOR DE LA NADA. Se han entrado ahora mismo una a una las luces del verano, sin que nadie sospeche el color de sus manos. Cuando las almas quietas olvidaban la música callada, cuando la severidad de las cosas consistía en un frío color de otro día. El color de la nada. ... esta famosa artista yugoslava, nacida en 1946, no presenta nada realmente nuevo que no sea precisamente la vuelta a realizar lo mismo que se ha visto. Y hay quien llora lágrimas del color de la ira. Pero sólo por equivocación, porque lo que hay que llorar son todas esas soñolientas caricias que al borde de los lagrimales esperan sólo que la tarde caiga para rodar al estanque, al cielo de otro plomo que no nota las puntas de las manos por fina que la piel se haga al tacto, al amor que está invadiendo con la noche. Del color de la nada de Fulg...